SW Bad Batch: Rebelión en Kamino

Aunque se tardaron, The Bad Batch por fin avanza la trama en el resto de la Galaxia muy muy lejana y podemos ver un destello de los planes que tienen el Imperio y los clonadores.

Pero veo gente confundida, así que como diría mi tocayo el destripador, vamos por partes.

Acorralados en Kamino

Los Kaminoans viven de sus exportaciones científicas, en este caso, el proyecto de los clones es el más ambicioso y lucrativo que han tenido. Fue bastante claro durante Clone Wars que lo último que querían era que la guerra terminara.

«Continúa el contrato, anda, como amigos…»

El fin de las hostilidades hizo obsoleto al ejército clon, y por lo tanto, innecesario seguir produciendo más. Muy caraduras, el nuevo Imperio desconoce el contrato con Kamino y los ve como una amenaza por su capacidad de producir otro ejército (y controlar al que ya tienen).

Los Kaminoans lo saben, en el episodio ocho pudimos ver cómo el dirigente del planeta está en choque directo con el Vicealmirante; tras la visita de Tarkin, las hostiles intenciones del Imperio por apoderarse de las instalaciones de clonación fueron muy claras.

La gente de los clones sólo tiene una salida: Rebelión.

¡Ka-Boom!

¿Qué le harán a Omega?

Desde el principio de la serie nos mostraron a Omega, porque es la clave de esta revolución “reptiliana”. No querían que el Imperio la encontrara y por eso la dejaron ir con el Bad Batch. Aunque hubiera sido más interesante que Tarkin la haya mandado a buscar, en realidad fue Kamino quien contrató a los caza recompensas para recuperar a la pequeña clon.

Se supone que tienen problemas con el material genético y no pueden crear clones de calidad, dijeron que necesitaban a un clon más parecido al original, por alguna razón su mejor opción es Omega, aunque no se parece mucho a Jango Fett.

Sin embargo la pequeña ha demostrado ser muy perceptiva, aprende rápido, es curiosa… y otras cualidades que nos hace pensar que puede utilizar la Fuerza. No importando eso, sería un buen molde para una versión superior de un nuevo ejército clon. Buenas noticias para los Kaminoans, malas para Omega alias “próximo conejillo de indias”.

«Buenos soldados siguen órdenes.»

«Guerra» es la clave

Así que los clonadores quieren crear otro ejército, eso tomaría más de un par de años en realizarse, lo cual no sería problema de no ser porque el Imperio está a punto de adueñarse de sus instalaciones. Es lo que podemos deducir por los visto en The Bad Batch.

Viendo a futuro, es posible que tengan otro as bajo la manga. La Orden 66 claramente nos deja ver que los clones son controlables con su chip, obvio eso lo hizo Palpatine, ¿pero qué tal si Kamino también pudiera controlarlos?

Quizás quieran resolver primero el conflicto de forma pacífica, la guerra en su propio planeta no es benéfica para ellos. Pero tengan en cuenta que esto pudiera terminar en genocidio, hay una buena razón para que los Kaminoans no sean conocidos en futuras generaciones de Star Wars, ¿recuerdan al Dr. Pershing de The Mandalorian? Ése no era un reptiliano, y no vemos científicos humanos en Kamino.

Claramente este clonador es un reptiliano.

Cualquiera que sea el caso, esta época en la Galaxia muy muy lejana es ciertamente oscura y no espero que ni el Bad Batch ni Omega tengan un final feliz, pero sí esperaría verlos con honor, valentía y compasión.

.

Les recomiendo pasar por nuestro podcast sobre Star Wars: The Bad Batch, donde explico un poco más mi idea de lo que pasará con Kamino.

Por cierto, ¿ya vieron nuestro Noticiero? Cada Martes y Jueves en vivo 😉

Author: JesmenJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.