El cómic más prohibido en 2021

Los gringos suelen tener mucho tiempo libre (lo cual es envidiable), pero algunos de ellos lo utilizan para atacar u oprimir a otros, son especialmente sañosas las asociaciones que “protegen a los niños y la decencia”.

Ha sido así durante años, incluso este 2022 les hemos informado de las censuras más mediáticas, pero hay otros cómics que no tienen los reflectores (ni la base de fans) para hacerse notar. Por eso pasó desapercibido, que en 2021 el libro más veces prohibido en las escuelas de E.U. fue precisamente un cómic.

Stacy Langton, una madre de familia, se quejó de que permitieran tener en una highschool libros “ofensivos, asquerosos y ridículos”, exigiendo que fueran retirados de la biblioteca escolar. Con esos libros se refería a Lawn Boy y al cómic que nos trajo a este punto Gender Queer. La queja de Langton levantó una oleada de reclamos para que el cómic sea prohibido en diferentes escuelas, desde la tonta Texas hasta la salvaje Nueva Jersey.

Así que, curioso como soy, me pregunté ¿qué hay en ese cómic que lo hace tan inmoral, degenerado y no-apto para las pequeñas mentes? Entonces decidí hacer lo que ninguno de esos padres hiper-moralistas pretendió, me puse a leer el cómic y tratar de entenderlo.

Mentí, no tengo netflix.

Maia Kobabe realizó esta autobiografía para ayudar a los demás a entender sus experiencias, un viaje de vida hacia la asexualidad y al género no-binario. Y bueno, si sigues aquí después de esa oración, procedo a hablarte de los detallitos “escabrosos” que asustaron a los puritanos.

Hay una conversación entre Maia y una novia que tuvo ya en la adultez, ésta le prometió la mamada de su vida (o sea, usando un arnés con dildo). Esto es parte esencial para entender la asexualidad de Maia al no despertarle pasión el realizar actividades con su pareja. Y si lo piensan, también es muy triste que haya gente como la quejosa, quien seguramente no ha podido encontrar a ese alguien especial para hacerle tremendo ofertón.

Entre otras cosas, acusan a Gender Queer de promover la pedofilia por una viñeta donde se muestra una recreación del Simposio de Platón, la cual es bastante fiel a la conocida vasija griega, y bueno, sabemos cómo eran los griegos en aspectos sexuales. Lo esencial de esa viñeta es que muestra las fantasías adolescentes, y bueno, demasiada honestidad de Maia al excitarse con un libro de Platón.

También, varias otras escenas donde Maia se retrata en plena acción sexual, o cuando se imagina hombres desnudos, o recuerda momentos de su infancia, que si sólo vas buscando de qué quejarte pero no lo estás leyendo, lo verías como algo morboso. Incluso con las capturas y comentarios que utilizan los quejosos, es fácil notar que no tienen idea de lo que están diciendo.

La realidad, es que el cómic habla directamente a un sector de la población, uno que no tiene guías claras y necesita apoyo. Si uno que se considera “normal” hace mil y un estupideces, ahora imaginen lo que pasa por la mente de un adolescente con problemas de identidad/no-aceptación familiar que se ve influenciado por las redes sociales, lo que dice el internet, la religión y la ignorancia… existe una falta de empatía y comprensión, pero Gender Queer llena un poco de ese vacío.

Maia Kobabe dice que su cómic puede ser un salvavidas para algunas personas y que constantemente recibe correo de gente que después de leer su obra, aprendió algo de sí mismo, o que se identifica con lo que vivió Maia, o simplemente un agradecimiento porque ahora ya no se sienten solos en el mundo.

Menos es más.

Este cómic necesita tocar temas delicados porque nadie más lo hace desde una perspectiva íntima, realista y sencilla. Maia va descubriendo a lo largo de su vida por qué es cómo es, y ese camino fue de todo, menos fácil.

Recientemente, un juez dictaminó que Gender Queer es “obsceno”, y aunque dijo que eso no significaba que el cómic sería retirado de las escuelas, el mensaje claramente es que para allá va la cosa. Sin embargo, no todo es malo, pues Kobabe mencionó que este alboroto mediático y político ha beneficiado mucho las ventas y que de hecho sea leído por quienes lo necesitan, pero aun así habrá jóvenes que necesiten leer estos temas con anonimato en una librería escolar.

Gender Queer fue publicado en el 2019, y ganó el Premio Alex en 2020 (libros con temas adultos que llaman la atención de los adolescentes. Como un “hombre blanco heterosexual” puedo decir que aunque estoy muy lejos de lo que vivió Maia, comprendo la lucha por entenderse a uno mismo y encajar en sociedad, no es sencillo, y peor aún si no tienes las herramientas para poder hacerlo.

NEEEEEERD

Mientras que comprendo que algunos puedan no considerarlo apto para una biblioteca escolar, este cómic es precisamente el tipo de cosas que debes tratar de entender antes de escupir barbaridades sin sentido, ya sea porque es un tema que te disgusta por razones políticas, religiosas o ideológicas. Gender Queer es un cómic para “los diferentes”, prohibirlo sólo hace que la vida de esos jóvenes sea un poco más difícil.

.

Otros cómics que son para niños y adolescentes puedes encontarlos acá.

Author: JesmenJ

2 thoughts on “El cómic más prohibido en 2021

  1. El artículo es interesante y concuerdo definitivamente en que la cerrazón y estupidez ñoña de los gringos, es lo más peligroso que hay en el vecino, país.
    Solo una observación, hay una o dos expresiones que usas, dónde pareciera que reseñas esto un poco forzado o con reservas de algún tipo. Cuida esos detalles que le quitan imparcialidad a tu trabajo.
    Y gracias por el artículo, buscaré el libro.

    1. Usualmente escribo reseñas/críticas de cómics, por eso se me hace difícil salirme de ser imparcial hacia un cómic, pero sí trato de ser objetivo en el comentario.
      Espero te agrade el cómic (o no, pero que sea fácil de leer xD)
      – Jesmen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.