SW Bad Batch: Surgen los tiranos

Mientras que sí es importante que Omega ha estado mostrando sus habilidades especiales y que a Wrecker parece estarle a punto de iniciar el chip inhibidor, lo que vengo a hablar hoy es de otra cosa: la maldad.

El almirante Rampart es el creador de la burocracia conocida como cadenas de código, eso que mencioné la entrada anterior. Y no fuera gran cosa como el Número de seguridad social, excepto que como pudimos ver en The Mandalorian, esa información la utilizan para cazar a los ciudadanos del imperio.

Miren esas caritas tan llenas de Opresión.

No importa si es un agente del gobierno o no, cualquiera puede tener tus datos, identificarte y arrestarte (o matarte). Hermoso mundo, ¿no lo creen? Cierto país asiático hace que sus ciudadanos tengan la mayor parte de su información personal ligada a un teléfono celular, teléfono que puede ser rastreado y acusarte de delitos por estar cerca de ciertas personas “indeseables”.

Volviendo al espacio, Tarkin tiene muy claras sus prioridades para mantener el orden en la lejana galaxia, pero curiosamente, los clones que desdeña por costosos son los más efectivos porque carecen de libre albedrío a diferencia de los soldados de Rampart.

Podemos ver en el episodio que Crosshair es un buen soldado porque sigue órdenes, fue creado literalmente para eso y ahora no tiene forma de desear ser/hacer otra cosa porque lo controla un chip, lo mismo aplica para el resto de los clones.

Al menos no mataron primero al personaje de piel oscura…

La diferencia con los reclutas de Rampart es que ellos han elegido servir al imperio, por su propia voluntad. El soldado ES-01 nos expone sus motivos centrados en sí mismo para servirles, pero eso no lo convierte en un mal ser humano, entiende la diferencia entre un rebelde, un civil y un enemigo derrotado. Y saca a relucir su código moral, probablemente los demás también estaban de acuerdo.

Pero el momento en que Crosshair mata a ese recluta es el que marca la transformación, dudaron pero siguieron las órdenes, respetan la cadena de mando, aunque eso implique realizar atrocidades, respetan la orden porque se someten al control de un oficial superior, un representante del imperio.

Lo mismo podemos ver en la vida real, policías y militares matando o abusando de civiles porque alguien se los ordenó, piensan “mejor ellos que yo” o “no es malo si lo hago por mi gobierno” o simplemente “un buen soldado sigue órdenes”. Claro, hay otros que lo disfrutan, pero no parece ser el caso en el episodio tres.

¿Importa tener libre albedrío?

Independientemente de qué país seas, matar a civiles indefensos está mal, moralmente hablando, lo estuvo en el caso de Hitler, Stalin, en Yugoslavia, en México, Colombia, Venezuela… Estos soldados bajo el mando de Crosshair se han convertido en un engranaje más del imperio y hombres como Tarkin o Rampant no se inmutan, no se ensucian las manos, ni les importa.

No es sólo quien dispara, sino también, quien da la orden. Ese momento en el tercer episodio, que pareciera intrascendente, es el nacimiento de un Imperio Galáctico totalitario.

.

¿A ustedes qué les parece? ¿The Bad Batch es un buen reflejo de nuestra realidad o no?

Les recomiendo escuchar nuestro PODCAST sobre los primeros dos episodios para una explicación más ligera de lo que vemos.

Author: JesmenJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.