Westworld, del amanecer hasta el oscurecer

Hacer una crítica a lo que sea siempre es una tarea difícil. Por la sencilla razón de que toda opinión es enteramente subjetiva y ¿Quién es uno para decir, a cualquiera, que tan bueno es algo? ¿Quién valida mi opinión? Nadie realmente. Quizá, ustedes lectores, en su momento lo harán. Pero mientras mi comentario es reafirmado o no, tendrán que confiar en mí.

Westworld llega a HBO con una clara y casi grosera intención muy obvia, ser el reemplazo de la aclamada (y amada) Games of Thrones ahora que su inevitable final esta tan próximo. Y llega a nosotros de manera espectacular. Una historia que al principio parece sencilla poco a poco se va complicando de maneras muy agradables y que llegan a nuestro paladar como si se tratase de la mejor cocina.

160819-westworld-s1-blast-07-1280

En esta primera temporada se nos presenta el relato de un parque de diversiones temático del viejo oeste en el cual los visitantes pueden llegar a un mundo híper realista donde convergen cientos o quizá miles de tramas para su deleite, donde ellos se puede sumergir en ellas o simplemente desatar el caos. A un exorbitante precio, este parque ofrece de todo; sexo, drogas, alcohol y mucha violencia. El paraíso para desatar los peores instintos humanos. Las personas que llegan a este parque son atendidos por robots, que se ven y actúan casi como personas reales, cuyo objetivo es continuar las tramas en las que fueron programados. Una aventura sin fin. Pero… ¿Hay algo más?

Dentro de sus pros, la nueva serie de HBO tiene en su haber una gran historia de tintes modestos que se vuelve enorme y con muy buena ejecución, una dirección esplendida y una fotografía bellísima ayudada por los parajes que vemos casi cada 10 minutos. Algo que me agrada mucho ver es el cuidado del color, cuando estamos inmersos en el parque se manejan principalmente colores cálidos rojos, naranjas y beiges y cuando estamos en las oficinas son puros colores fríos desde azules, negros y grises es lo único que nos muestran.

Otro gran acierto de Westworld es su casting y las actuaciones del mismo. Destacando a por mayor, como no podría ser de otra manera, la brutal actuación de Anthony Hopkins (El Silencio de los Inocentes, 1991) con un personaje con un rango que va desde el atemorizante genio a una figura casi paternal. Una ruda madrota en un mundo aún más duro nos la trajo a la vida una excelente Thandie Newton (En Busca de la Felicidad, 2006). Una hermosísima Evan Rachel Wood (El Luchador, 2008) nos presentó una damisela en peligro de cual era increíblemente fácil enamorarse y con un destino más grande que ella misma.

westworld-extra-0

La historia siempre va avanzando, nunca sientes que se atasque y los personajes se siente que van cambiando y desarrollándose de manera creíble y con un buen ritmo. La serie atrapa casi desde el primer capítulo ya que desde el principio se nos plantea un misterio oculto debajo de todo lo que el mundo de Westworld nos presenta a nosotros los visitantes. Hay algo más, y descubrirlo es parte de la aventura.

westworld-1-1200x809

De los pocos aspectos menos favorables de la serie se encuentra el hecho de que más veces de las que me gustaría puedes ver el camino que está tomando, a donde se dirige la historia y los plot twist a veces los predices desde mucho antes. Pero si hay varios giros y sorpresas que no te esperas y que realmente agradan muchísimo por la manera tan bella que tuvieron de desarrollarlos y revelárnoslo al final. Y quizá, hay ciertas actuaciones que no brillan tanto, y que aun así no son malas. Posiblemente sea el efecto de tener a una bestia actoral como lo es el señor Hopkins.

original

En conclusión, Westworld es la nueva serie de HBO que TIENES que ver. Espero y la disfruten.

Calif: 8.5/10.

Author: SvPrime52

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.